Para 4 personas:

  • Cuatro cuartos de pollo. Vosotros los compráis los cuatro delanteros (sin deshuesar).
  • Un diente de ajo.
  • Aceite y sal.
  • Un vasito de coñac.
  • Agua.

En un puchero de base 24 cms., aproximadamente, pero no menor, ponéis 5 cucharas de aceite. A fuego suave freís el ajo y lo sacáis cuando esté doradito. Subís el fuego y ponéis los cuartos, con un poco de sal, a que se doren bien por los dos lados. Bajáis un poco el fuego para que no se prenda en el momento de echarle el coñac. Dos minutos dándoles la vuelta para que se impregnen bien y le ponéis un vaso de agua. A fuego regular y dándoles la vuelta a mitad de tiempo, los tenéis unos cuarenta minutos. Tenéis que vigilar, porque si se consume mucho el líquido, le añadís más agua, para que luego quede una cantidad de salsa aceptable.

La receta del arroz blanco está en su sitio, así que lo miráis.