• Un Kl. de melón, mejor madurito.
  • Medio limón.
  • 200 mls. de nata.
  • 100 gms. o lo que queráis de jamón serano en trocitos, casi en virutas.
  • Tres pellizcos de sal.

Trituráis el melón, el limón y la nata, con la sal. Le añadís las virutas de jamón y lo tomáis bien frío.