• Un tarro de espárragos de 400 gms.
  • Escurridos.
  • Dos huevos.
  • 100 gms. de jamón de Yorck.
  • Un vaso grande de leche.
  • Sal.

En un vaso grande (unos 18×12 cms.) de batir ponéis el líquido del tarro, troceáis los espárragos y los añadís. Lo mismo hacéis con el jamón. Añadís los dos huevos, la leche y una pizca de sal, porque los espárragos ya llevan algo. Lo batís todo con la minipimer, como siempre dándole mucho.

Lo calentáis en un puchero y como al calentar cuaja el huevo y la leche, pasáis de nuevo la minipimer hasta que quede totalmente homogénea la crema.

Este mismo sistema lo podéis seguir con los espárragos verdes o trigueros y variáis de color y también algo de sabor.