Ya que os ponéis, hacedlo en cantidad, porque le podéis dar muchos usos y se conserva perfecto congelado.

  • Dos litros de agua.
  • Un caparazón grande de pollo (o dos pequeños).
  • Una pastilla de avecrem de cocido
  • Un hueso de vaca (a poder ser de caña).
  • 300 gms. de zanahorias
  • 3 puerros medianos. Si queréis más verduras, las que os gusten. Le sienta muy bien el apio y un poco de hinojo.
  • 4 pellizcos de sal y un chorrito de aceite.

Lo cocéis todo, como tres cuartos de hora, y pincháis las zanahorias para ver que ya están blandas.

Con las verduras y parte del caldo podéis hacer una puré y os digo que los puerros y zanahorias troceados, con un poco de aceite y vinagre están buenísimos.

También lo podéis usar como consomé con tropezones, para lo que tenéis que cocer un filete pequeño de pollo, otro de carne y un huevo. Los troceáis todo y lo añadís al consomé. Incluso le suelo añadir trocitos de las verduras, que le van muy bien. Queda bien con el huevo y trocitos de York o serrano. Depende de lo que tengáis más a mano y la prisa que tengáis.