Podéis aprovechar si os ha sobrado salsa española o la hacéis directamente, porque la base de esta salsa es la española. Sólo tenéis que añadirle unos champiñones o setas rehogados con un poco de cebolla y una copita de vino, yo prefiero el blanco.

O bien la dejáis como queda o la pasáis con la batidora y se queda como una crema. Cuestión de gustos.