Para 3 personas con 3 huevos (si son de más de 73 Grs. si no lo hacéis con 4) es suficiente. Le echáis un chorrito de leche, 3 pellizcos de sal y lo batís muy bien con el tenedor.

Un manojo de espárragos. Les quitáis la zona de abajo, pero hasta que el corte sea blandito. Más vale desperdiciar un poco que estropear el revuelto por aprovechar. Los ponéis a cocer, da lo mismo enteros que ya partidos en trozos, con 4 pellizcos buenos de sal. Tardan como media hora en estar tiernos, pero mejor probáis con algo punzante para ver si están. Los escurrís, pero bien escurridos, para que el revuelto no quede acuoso y lo mezcláis con el huevo.

En una sartén de 20 cms. de base ponéis a calentar 3 cucharadas de aceite y cuando está caliente, echáis el preparado y lo revolvéis continuamente con tenedor de palo, hasta que el huevo esté cuajado.

Este mismo proceso lo podéis seguir con champiñones, jamón serrano, de York, chorizo, gulas, gambas y montón de cosas más que se os pueden ocurrir y de sobritas que han quedado.