Para 3 personas:

  • 400 grs. de carne picada.
  • 4 cucharadas de aceite.
  • Sal.
  • Salsa Perrins.

En una sartén o paellera de unos 20 cms. de base ponéis el aceite a calentar, echáis el picadillo, tres pellizcos de sal y a fuego no muy fuerte, lo vais revolviendo con una paleta de las de hacer los huevos fritos, para que la carne quede bien suelta. Cuando ya ha perdido el color de cruda le añadís la salsa Perrins (la cantidad será según lo que queráis que sepa. Yo le pongo como dos cucharadas no muy llenas). Lo removéis bien y que esté cociendo unos cinco minutos. Luego lo tapáis para que no pierda el aroma si no lo vais a comer seguido.

También lo podéis hacer simplemente con salsa de tomate, pero la perrins le da un toque pelín picante, que le va muy bien.

Las aplicaciones son varias y ya las iréis encontrando en las recetas.