• Medio kilo de bonito en trozos.
  • 1 kilo de patatas.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cebolla grande.
  • Medio kilo de tomates.
  • 2 pimientos verdes.
  • Aceite y sal.

Ponéis 4 cucharadas de aceite en un puchero. Freís la cebolla, los pimientos y el ajo, bien troceados, a fuego suave. Añadís el tomate, pelado y sin pepitas, en trozos. Freís todo bien y le añadís las patatas troceadas y 1 L. de agua. Cuando las patatas estén casi hechas añadís el bonito y 3 pellizcos de sal. Que cueza unos 20 minutos y ya está. Fácil y consistente.