• Un paquete de láminas precocinadas.
  • 6 palitos de cangrejo picados.
  • 2 huevos duros.
  • 4 cucharadas de salsa rosa (supongo que sabéis que se hace con mayonesa y kétchup).
  • 2 láminas de jamón de York en tiras.
  • 8 colas de gambas congeladas cocidas.

Mojáis las láminas en agua bien caliente, removiendo de vez en cuando para que no se peguen. Mezcláis los palitos con la salsa rosa. En una fuente honda ponéis unas placas de lasaña. Alternáis los palitos, las placas, el huevo picado y jamón de york y la última placa la cubrís con la salsa rosa y la decoráis con las gambas. En la nevera un buen rato y ya está.