Dorar suavemente el bacon troceado en dos cucharadas de aceite y dos de margarina derretida. Cuando ya esté dorado le añadís un sobre de salmón ahumado, también troceado y lo revolvéis un poco para que todo se una.  Batís un huevo en cuenco grande, añadís los espaguetis y los revolvéis bien. Entonces es el momento de ponerles la salsa de bacon y salmón. Un poco de mezcla y ya están preparados.