Para 4 personas:

  • 4 ruedas de emperador poco gruesas, de unos 150 gms. cada una y si son más grandes las partís, porque esa suele ser la medida buena.
  • Un huevo.
  • Harina, aceite y sal.

En una sartén de unos 20 cms. de base (así las podéis freír de dos en dos) ponéis como 3 ó 4 cucharadas de aceite (que cubra la base y poco más) y cuando esté caliente, con cuidado, ponéis las ruedas de emperador, que previamente habréis salado, pasado por harina y huevo batido. A fuego casi fuerte, contáis minuto y medio o dos y le dais la vuelta, ayudados de tenedor en la izquierda y espumadera en la derecha. El mismo tiempo que la otra parte y ya estará hecho. El pescado no se debe freír mucho, porque se seca enseguida. Sacadlo de la sartén sin nada de aceite.

El mismo procedimiento sirve para rebozar cualquier pescado. Os recomiendo los escalopes de salmón, que son filetes finos y salen buenísimos. Sólo los encuentro en Alcampo, pero seguro que un pescadero os los puede preparar. A estos escalopes solo los tengo de minuto a minuto y medio, porque son más finos que los de emperador.

Con la pescadilla, el gallo o cualquier otro pescado hacéis lo mismo, pero dependiendo del grosor del filete, le añadís un pelín más de tiempo al freír.