Hay dos opciones:

  1. De paquete frescas:
    • Un paquete de 300 grs.
    • Copos de puré de patata.
    • Avecrem.
    • Aceite.
    • Sal.
  2. Congeladas
    • Un paquete de ensaladilla rusa de 400 grs.
    • Avecrem.
    • Aceite.
    • Sal.

El sistema es el mismo para las dos opciones, sólo que a la ensaladilla se le añaden menos copos de puré, porque ya vienen patatas en el paquete. Eso depende de vosotros.

Se cuecen las verduras, cubriendo el agua dos o tres dedos por encima de las verduras,  con un chorrito de aceite, media pastilla de avecrem y un poco de sal. Cuando estén bien blanditas (unos 20 minutos) se trituran, se le añaden los copos de puré poco a poco, siguiendo con la minipimer, hasta que tengáis el espesor que os apetezca. Cuanto más paséis la batidora, más cremosa queda. Se le puede añadir más agua hasta conseguirlo, si ha quedado algo espesa. Hay que tener en cuenta que, una vez se enfría la crema, se queda más espesa que cuando está caliente. Siempre hay tiempo de rectificar cuando se vaya a comer y si queda demasiado líquida, se le pueden añadir más copos.