Para 4 personas necesitáis:

  • 4 tazas pequeñas (de las de café grandecitas) de arroz.
  • Doble de agua que de arroz.
  • 1 cucharada de aceite por persona.
  • 1 diente de ajo.
  • Perejil (mejor si es fresco).
  • 150 grs. de chirlas.
  • Sal.

En un colador limpiáis bien las chirlas y las dejáis que se sequen un poco. En una paellera o sartén de 20 cms. de base, ponéis a calentar el aceite y sofreís a fuego suave el diente de ajo. Lo quitáis y echáis las chirlas (tened una tapadera a mano, porque saltan un montón). Las removéis hasta que se abran y entonces le añadís el perejil y el arroz. Unas vueltas con la cuchara de palo para que coja bien el aceite y a poner el agua, caliente. Unos pellizcos de sal y se revuelve un poco. Empezáis a fuego fuertecito unos 10 minutos y luego otros 10 a fuego más suave. Salen como agujeritos por encima y eso indica que ya está prácticamente hecho. Lo apagáis y que repose un ratito.