Para hacer la prueba empezáis con unos pocos, aunque seguro que os gustan y la siguiente vez ampliáis el plato.

Una o dos latas de anchoas en aceite de oliva, que suelen tener unos 50 gms.. Una bandeja pequeña de boquerones en vinagre (suelen tener más cantidad de piezas que las latas). A los que no les importe el ajo, los podéis encontrar en cualquier super, pero sin ajo y buenos de verdad, los encontráis en Mercadona, de Hacendado que es su marca. En un plato ponéis un boquerón y una anchoa encima, así hasta que terminéis. Por encima le echáis un poco o mucho del líquido que traen los boquerones y del aceite de las anchoas. Los dejáis reposar un rato en el frigo y veréis lo que es bueno.